Adam Smith
Adam Smith
imagen
Genio del comercio
 
Curiosidades
Mis Enlaces
Adam Smith
Frases célebres
Videos
Aportaciones a la economia
Un poco de Adam...

Adam Smith es quizás una de las personas más conocidas en el mundo económico. Pocos en cambio habrán leído en verdad sus textos, o sabrán realmente lo que dice, si bien inspira muchos de los argumentos que algunos liberales siguen hoy en día usando, en algunos casos con cierta razón.

Sin embargo, la figura de Adam Smith encierra ciertas contradicciones que sirven más como irónico comentario que como descalificación académica (desde luego, no es esa mi intención).

Adam Smith es considerado por muchos como el primer economista. De hecho La riqueza de las naciones fue el primer libro que compré antes incluso de pensar en serio hacer la carrera de economía.

Sin embargo, ni fue el primero en escribir sobre economía (obviamente), ni fue el primer economista como tal, pues, Adam Smith fue, ante todo, un filósofo (moralista y lógico).

Claro que puso la primera piedra oficial de lo que luego sería la ciencia económica. Si bien antes, nombres como Petty o Cantillón, habían escrito sobre política económica desde un marco de investigación analítico (y no meramente descriptivo o normativo, como hacían muchos de los escolásticos), fue el señor Smith quien introdujo en el análisis a los individuos como entidades independientes, seres libres, y como estos debían organizarse, libremente. Dio forma a las teorías de valor y distribución y, sobre todo, dio caña a los mercantilistas de la época, que si bien escribían mucho de economía, no lo hacían con la visión sistemática que un sistema económico como tal requería.

Otra de las contradicciones es justamente esta. Pues muchas de las criticas que hizo hacia los mercantilistas las copió, a su vez, de unos pocos y casi desconocidos mercantilistas que, habiendo entrado ya en la era capitalista, criticaban las ideas proteccionistas de sus coetáneos.

Otra de estas contradicciones se basa en su propia filosofía. Todo su liberalismo se basa en que las personas seguían el “Principio de simpatía”, que no significa que todas las personas son simpáticas, sino que intentan socializarse. La búsqueda de el mejor beneficio para uno, siempre y cuando no entre en conflicto con el beneficio del resto (elemento que muchos suelen obviar de su ideario), llevará al bien común. Sin embargo, a pesar de que pensara abiertamente en este principio de sociabilidad, Adam Smith fue un hombre, por lo que dicen, bastante huraño, misógino, que no se casó, y que se encerró en su casa durante más de un lustro para escribir el tan conocido libro, siendo en parte, el hazmerreir (quizás es decir mucho) del pueblo escoces en el que vivía.

La cuarta sería su propio trabajo. Un liberal consagrado como Smith trabajó hasta su muerte como director de Aduanas, si bien es entendible puesto que su padre ya había sido oficial de aduanas, y supongo que desde la misma impulsaría un comercio más libre.

A lo largo de mi vida he escuchado muchas cosas sobre Smith, incluso un liberal acérrimo me dijo que a veces se le iba la olla cuando le pasaba citas donde dejaba de lado su faceta más liberal. Lo cierto es que, contextualizado, Adam Smith es incluso más grande (humanizar hace todo más realista y a veces más heroico), de lo que, como “padre” de la ciencia económica la ignorancia nos puede hacer pensar.
imagen
10 curiosidades sobre Adam
• La primera se encuentra en su fecha de nacimiento, la cual es un misterio. Sólo se conoce que, el 5 de junio de 1723, fue bautizado en Kirkcaldy, Escocia.

• Su relación con su madre envuelve al personaje. Quedó huérfano de su padre a los 3 años y eso afianzó el lazo con su progenitora. "Tenía una relación muy estrecha; tanto que no tuvo relaciones sentimentales”, cuenta Lauro.

• “Esto ponelo entre comillas”, destaca la docente. Sucede que, según dos biografías, cuando tenía cuatro años, Smith habría sido raptado por gitanos que, al poco tiempo, lo liberaron en un bosque. La versión, sin embargo, está bajo la lupa de los investigadores y biógrafos.

• A los catorce años comenzó a estudiar en la Universidad de Glasgow. “Desde allí, logra una beca para estudiar en Oxford, donde se recibe con honores y empieza a hacer tarea académica. Enseña retórica, literatura, lógica y filosofía moral, de donde saca las ideas que usa en su obra”, narra la especialista sobre las bases que dieron lugar a su trayectoria literaria.

• Si bien tuvo la posibilidad de viajar, Adam Smith continuó volviendo al hogar materno, proveniente de una familia acaudalada. “Una vez que la madre muere (a los 90 años, una rareza para la época), su salud empieza a declinarse también y, alrededor de 6 ó 7 años después, a los 67 años, él también muere”, dice Lauro sobre el rol materno.

• El Duke of Buccleuch requiere de sus servicios como tutor y Smith lo acompaña por Francia y otros países.

• En sus viajes, su fama ya lo acompañaba, aunque tan solo en el ámbito académico. En Ginebra, Voltaire se conoce con la persona que admiraba. Al respecto, la docente de la UADE explica: “Las biografías dicen que Voltaire ya lo admiraba por otras publicaciones que había hecho Smith sobre filosofía moral, sobre que el individuo puede contribuir al bien general persiguiendo sus necesidades”. Esos conceptos serían retomados por Smith en “La riqueza de las naciones”, su clásico que cosecha seguidores y detractores.

• A Hume lo conoció en Francia, donde el filósofo era secretario de la embajada británica. Desde allí, ambos entablaron una amistad para toda la vida.

• Después de “La riqueza de las naciones”, Smith se llama a silencio. “Casi no escribe y casi no tiene vida social, se recluye en Edimburgo y hace revisión de sus escritos”, narra Lauro.

• Si bien no se conocieron personalmente, Karl Marx y, uno de sus seguidores, David Ricardo , tomaron aspectos de la obra de Smith, según dice Lauro: “Marx parte de la teoría del valor de Ricardo, discípulo de Smith. De alguna manera es el sustento teórico de lo que hace gran Bretaña. Mientras tanto, hay una influencia muy fuerte en Ricardo, porque toma a Smith y agrega cosas, completando esa obra”.
- See more at: http://www.apertura.com/economia/Diez-curiosidades-de-la-vida-de-Adam-Smith-el-padre-del-liberalismo-20130911-0003.html#sthash.kN9wOCdH.dpuf